fbpx

Navidad y felicidad en tiempos de Coronavirus

¿Nos hemos parado a pensar qué significa para nosotros la Navidad? ¿Se trata de una celebración familiar, de un acto social o bien de una tradición consumista? ¿Realmente tenemos la voluntad de celebrar o nos movemos por inercia? Durante las Navidades solemos realizar balances y tomar más consciencia de nuestras situaciones personales. Es por ello que aumentan las consultas al psicólogo, ya sean por presión familiar o porque damos más visibilidad a nuestras propias emociones.

De la Pandemia a la Gratitud: Cultivando Felicidad en Tiempos Difíciles

El miedo y el enfado son dos de las emociones que han predominado en 2020 debido a la Covid-19. Estos sentimientos negativos pueden destruir el poder de otra emoción positiva muy presente en Navidad, la gratitud. No podemos tener miedo y estar agradecidos al mismo tiempo.

La gratitud es, sin duda, una forma de conectar. Establecer conexiones sociales como pilares fundamentales del bienestar emocional y de la felicidad. Esta conexión es la energía que se genera entre las personas cuando nos sentimos escuchadas, vistas, valoradas y cuando damos y recibimos sin juzgar ni ser juzgados. De ahí surge el amor y la gratitud, totalmente incompatibles con el miedo y el enfado.

Es por eso que sería interesante centrar nuestros pensamientos y sentimientos en la gratitud. Aunque unos tenemos mayores dificultades que otros, todos tenemos algo que agradecer. Deberíamos valorar lo que tenemos y no solo lo que hemos perdido. No se trata únicamente de generar un sentimiento positivo, sino de encontrar un significado positivo en medio de esta pandemia.

Por ello os propongo cuatro pautas para incrementar vuestro bienestar, superando y afrontando el enfado y el miedo a través de la gratitud. Son cuatro tips orientados a la felicidad personal que podemos empezar a aplicar durante las fiestas navideñas y mantener en el tiempo a lo largo de todo el 2021.

1- CREAR NUEVAS TRADICIONES: Sería interesante introducir nuevos hábitos relacionados con la predisposición a encontrar aspectos positivos vinculados a la gratitud. De esta manera, obligaremos a nuestro cerebro a pensar de manera positiva, creando una rutina y una constancia muy beneficiosa para nuestro bienestar. Por ejemplo, podemos instaurar una tradición familiar compartiendo con nuestros seres queridos tres aspectos positivos del 2020. Este mismo ejercicio lo podemos practicar a diario de manera individual, agradeciendo tres cosas positivas de nuestro día a día. Con esta pauta, expresamos y recapacitamos sobre nuestros sentimientos de gratitud, dándoles así la visibilidad e importancia que realmente tienen.

2- FOCALÍZATE EN LO QUE SÍ PUEDES CONTROLAR: Durante la pandemia, por ejemplo, estamos recibiendo un montón de inputs negativos sobre número de contagios, número de fallecidos, número de hospitalizaciones… una serie de datos que están totalmente fuera de nuestro control. Debemos ser conscientes de que estos hechos no dependen de nosotros mismos. Si llegamos a esta conclusión y focalizamos nuestra energía en saber y en gestionar todo aquello que sí podemos controlar, reduciremos nuestros niveles de estrés y de ansiedad y, como consecuencia, seremos más felices.

3- CÉNTRATE EN LO REALMENTE IMPORTANTE: Hay que vivir el momento presente. Centrándonos en las personas que realmente nos importan y en nuestro propio cuidado personal. Un ejemplo podría ser la utilización del teléfono móvil. Debemos establecer unas pautas para utilizarlo en determinadas ocasiones, teniendo en cuenta aspectos como la importancia de la compañía, nuestro propio descanso o bien el grado de felicidad que nos proporciona hablar o chatear con una determinada persona.

4- PIDE AYUDA SI LA NECESITAS: Es muy importante ser conscientes de que disponemos de recursos o de apoyos en caso de necesitarlos. Si estamos viviendo una situación complicada, deberíamos recurrir a una persona cercana o bien a un profesional para expresar y compartir nuestras inquietudes. Esta consciencia de saber que tenemos opciones, ayuda a incrementar nuestro bienestar.

Estas son algunas de las herramientas que os propongo para hacer de estas Navidades las fiestas más conscientes y especiales que hayamos vivido nunca. No podemos controlar una pandemia, así que focalicemos nuestra energía en conectar, fomentar la gratitud y mejorar nuestro bienestar.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Gracias por leer. Puedes obtener más ideas prácticas en mi boletín de noticias por correo electrónico.

Dos veces al mes, comparto una variedad de consejos de expertos, contenido seleccionado, citas para reflexionar e ideas para un crecimiento personal intencional en mi boletín, "Toma lo que Necesitas".

Respetamos tu privacidad. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Blog

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *